Hemorroides internas

Hemorroides internas

Las Hemorroides Internas

Hoy en día, a pesar de que existe muchísima información médica y se trata de una enfermedad bastante común, es usual toparse con personas que no conocen nada respecto a la temática de las hemorroides internas y mucho menos sobre una de las formas en que éstas se presentan como un problema para la salud.

Partamos por saber que las hemorroides internas son básicamente venas o várices ubicadas al final del tracto digestivo, es decir, recto y ano, cuyas funciones son varias y entre ellas destaca la regulación y contención de todos los residuos sólidos y líquidos que el cuerpo descargar a través de dicha zona. Usualmente esta área tiene tendencia en muchas personas a convertirse en un problema al hincharse y generar molestias y/o sangrado.

Para entrar en detalles, es necesario reconocer cómo funciona nuestro sistema digestivo en esta sección en particular, ya que existen hemorroides internas a nivel interno y externo, siendo las primeras mencionadas las causantes de que muchos hombres y mujeres deban recibir asistencia médica para solventar las incomodidades que estas generan. A continuación, conoceremos un poco más al respecto del problema hemorroidal a nivel interno.

¿Qué son las hemorroides internas?

A nivel médico, esta incómoda enfermedad es conocida como problema hemorroidal de tipo interno, es decir, que la aparición de la patología en cuestión surge en la parte interna del recto, y esto es importante saberlo para poder diferenciarla de las hemorroides internas de tipo externas. Las hemorroides internas generalmente no pueden verse ni palparse de manera sencilla, además de que son las principales causantes del sangrado hemorroidal.

Usualmente esta enfermedad no es notada por quien la padece sino hasta que se manifiestan los síntomas, esto se debe a que al encontrarse en la cavidad interna del recto, normalmente las personas no perciben incomodidad ni presión a nivel de ano mientras caminan o están sentadas, cosa que no sucede con las hemorroides externas, las cuales generan molestias solamente con el abultamiento que se ocasiona alrededor del ano.

¿Cómo son y qué síntomas manifiestan los problemas de hemorroides internas?

Debido a que éstas no son venas cubiertas propiamente de una membrana de piel, sino que se encuentran revestidas por una capa mucosa, éstas son muy propensas al sangrado cuando se engrosan y se ven llenas de sangre, las mismas son identificables por su grado de severidad, en los casos más graves tienden a salirse del conducto ano-rectal y quedar expuestas de manera tal que manualmente no pueden ser devueltas a su posición.

Los principales síntomas que puede manifestar una persona que padezca de hinchazón en sus hemorroides internas son varios, destacando el sangrado, el cuál puede verse en las heces, en el papel higiénico o dentro del inodoro, también suele experimentar pérdida o fuga de heces, dolores intestinales, hipersensibilidad anal, secreción de mucosa anal, picazón e irritación, y en los casos más severos, incluso obstrucción anal.

hemorroides interna
hemorroides internas

¿Qué problemas que pueden generar las hemorroides internas?

Este punto resulta bastante importante de conocer, y debe ser de conocimiento para todo aquel que presienta alguno de los síntomas anteriormente mencionados, la causa de esto es que el problema hemorroidal no suele presentar grandes molestias para las personas, incluso muchos ni siquiera logran denotar que presentan tal afección, sin embargo, de no tratarse, la hinchazón y su agravio trae consigo más consecuencias.

Cuando este problema no es tratado y se deja empeorar, existe la posibilidad de que se desarrolle una enfermedad  de tipo trombótica, las cuales se originan por la coagulación de sangre en el área afectada, en este caso, dentro del recto. Las consecuencias de una trombosis hemorroidal pueden traer consigo amenazas mucho más severas que pueden llegar a amenazar la vida del individuo que lo padece.

¿Qué se recomienda para las personas que padecen de los síntomas?

En primera instancia, es recomendable hacer una autoevaluación, esto se basa simplemente informarte acerca de los síntomas y determinar si los tuyos cumplen con los mismos, en caso de que así sea, conocer porqué surgen estos problemas puede ayudar a buscar una solución. Las hemorroides internas aparecen en personas con dietas poco saludables, durante el embarazo, luego de realizar ciertas actividades físicas, problemas de estreñimiento y otros.

En función de esto, puede tomarse medidas para evitar los hábitos que conllevan a la aparición o el agravio del problema, sin embargo, lo más recomendable es dirigirse al consultorio de un médico especialista en proctología, el cual está totalmente capacitado para realizar un diagnóstico más exacto del problema en cuestión y tomar las medidas necesarias para eliminar el problema hemorroidal.

Prevención, esto marca la diferencia

Un dato alarmante que tanto hombres como mujeres de edades mayores a los 30 años, es que varios estudios de distintas fuentes han determinado de que el 50% de la población que cumple con esas condiciones, padece o es propensa a padecer de problemas hemorroidales, esto se debe a que abundan en el continente las dietas poco saludables y los hábitos poco responsables con los cuales se acude al baño para defecar.

Por esto es que informarse al respecto resulta tan importante para evitar en el futuro sufrir de un problema tan incómodo como este. Una campaña que puedes llevar a cabo para prevenir sufrir de las hemorroides internas puede iniciar por considerar mejorar tu dieta al aumentar tu ingesta de alimentos ricos en fibra y abundantes líquidos, lo cual ayuda al proceso digestivo y facilita el proceso de evacuación.

Otros consejos útiles para prevenir consisten en realizar ejercicio de manera periódica, esto estimula el tracto digestivo, lo mantiene sano y activo, además, si consideras cambiar la postura con que te sientas en el inodoro ayudarás muchísimo a las hemorroides internas, se trata de colocarse de cuclillas al defecar, cosa que disminuye la presión en la zona ano-rectal y anatómicamente colabora con la función de la evacuación de heces.

Sí quieres ir más allá, ya sea porque dentro de tu familia es usual el problema de las hemorroides internas por causas hereditarias o porque una opinión profesional te hará sentir más tranquilo, puedes consultar con el médico algunos otros consejos que mejor se adapten a tu estilo de vida para prevenir esta enfermedad.