Tratamiento

Tratamiento

Como curar las hemorroides

Las hemorroides, conocidas por ser una enfermedad  en la cual un conjunto de várices venosas ubicadas a nivel del ano y recto se inflaman, resultan como una afección muy embarazosa e incómoda para la gran parte de la población que las padece, debido pues, a la naturaleza misma la enfermedad en cuestión.

Es entendible pues, que quien la padece desee superar y hacer desaparecer los síntomas cuanto antes, y para lograrlo existen infinidad de formas, muchos de ellos mediante técnicas caseros utilizando remedios naturales y otros métodos simples, así como también a través de la utilización de medicamentos especiales que son proporcionados por un médico especialista luego de una consulta.

Cualquiera sea el camino que decidas tomar, a continuación se presenta información útil que permitirá a cualquier sufriente de hemorroides instruirse sobre como tomar acciones para tratar esta enfermedad tan incómoda, la cual afecta a la mitad de la población con más de cincuenta años de edad.

Los primeros pasos que puedes seguir para curar las hemorroides en casa

Cuando se trata de un caso aún no avanzado en el cual se ha detectado la enfermedad a tiempo, es posible realizar un tratamiento sencillo que permite que los síntomas desaparezcan con rapidez. El primero de ellos es tomar baños con agua tibia concentrándose en que el agua esté en contacto lo más posible con el área afectada, para esto es útil sentarse en una bañera o similar. Esto logra disminuir la hinchazón.

Hacer lo anterior varias veces a la semana trae buenos resultados, además si se combina con el uso de bolsas de té calientes para aplicarse durante el tiempo en que esté usted sentado en el inodoro, esto sirve sentir un alivio inmediato y evacuar sin sentir tanto dolor. Esto es muy eficaz, ya que el té contiene tanito, el cual es un astringente de la naturaleza que se utiliza con grandes resultados en el tratamiento de los problemas hemorroidales.

Utilización de productos naturales para curar las hemorroides

Cuando se trata de curar las hemorroides utilizando los productos que nos ofrece la naturaleza, podemos encontrar diversidad de opciones que permiten obtener grandes resultados, uno de ellos es el siempre útil aloe vera, tomando una hoja y eliminando toda la corteza, puede frotarse suavemente alrededor de la zona para tener contacto con el líquido que la planta desprende, el cuál combate eficazmente la picazón, irritación e inflamación.

Otro remedio que proporciona un alivio efectivo es una infusión de diversas plantas como la manzanilla y el roble, al enfriar dicha infusión diluida en agua fría, puede ponerse en contacto con el ano para obtener un alivio considerable. También existen otros remedios que se basan en la utilización de acelgas, hojas de laurel, y un montón de plantas medicinales, por lo cual solo basta con probar.

El plan B, otros productos para curar las hemorroides inflamadas

Muchos optarán por el plan B, que en realidad debería ser el principal, se trata de la utilización de medicamentos especiales para combatir la enfermedad hemorroidal. El producto más utilizado y común en el mercado farmacéutico es el ungüento para hemorroides, el cual es una crema tópica que se puede aplicar en la zona del ano para desinflamar las hemorroides. Puede conseguirse sin permiso médico en las farmacias.

Existen también una variedad de píldoras y pastillas en el mercado que cualquier persona puede comprar, las cuales cumplen la tarea de tratar las hemorroides desde adentro, además de aliviar todo el tracto intestinal hasta llegar a la zona donde se concentra el problema, la sección recto-anal. Además se pueden adquirir jarabes que cumplen exactamente la misma tarea que las pastillas, en la siguiente sección hablamos más al respecto.

Detalles acerca de los fármacos antihemorroidales

Si te declinas por esta opción; la antes mencionada, te resultará útil conocer algunos nombres en concreto con los cuales dirigirte hasta la farmacia. En primer lugar, en el caso de píldoras y pastillas, destaca el universalmente conocido acetaminofén (paracetamol), este medicamento es muy eficaz para disminuir el dolor que ocasionan los problemas hemorroidales, sin embargo no tienen la función de combatir ni eliminar la enfermedad.

La ingesta de este medicamento puede combinarse con el uso de las anteriores mencionadas cremas y pomadas, en este catálogo encontramos las cremas compuestas de hamamelis, eficaces como astringentes, y cremas de pramoxina o lidocaína cuyas propiedades son anestésicas. También con apoyo de una receta médica, se puede comprar un tópico con hidrocortisona, ideal para combatir y eliminar el problema hemorroidal de raíz.

Otros consejos útiles para complementar los tratamientos de las hemorroides

Para poder obtener buenos resultados durante la aplicación de cualquier tratamiento, farmacológico o natural, es necesario acompañarlo de una serie de buenos hábitos que mejoren el cuidado del área donde se concentra la enfermedad y así acelerar el proceso de sanación de la mejor manera.

En estos casos se recomienda a las personas tener una alta ingesta de agua y líquidos durante todo el día, ya que al hacerlo se colabora con el trabajo de digestión y permite a los intestinos facilitar su trabajo y dosificar la materia de desecho que pasará a ser evacuada por el ano.

Resulta también importante evitar rascarse la zona afectada a pesar de la picazón que genera el problema de hemorroides, ya que esto empeora el caso. Para disminuir la picazón es útil mantener seca y limpia la zona del ano, esto debe hacer con sumo cuidado y evitando una toalla rústica y papel higiénico con olor, y puede también combinarse con el uso de alguna de las cremas que recién recomendamos.

Pese a que mucha gente se sienta muy incómoda y prefiera evitarlo, es recomendable acudir a una consulta con un médico especialista. Con ayuda profesional se es posible superar esta enfermedad sin tener que pasar por procesos traumáticos, además de que con un diagnóstico de la situación, es más sencillo realizar un tratamiento que cure la enfermedad, ya que en los casos donde esto se ignora, el problema agrava, se requiere cirugía.